UBUD, EL CORAZÓN DE BALI

PORTADA | Existen muchos Balis pero ninguno resume la esencia balinesa mejor que Ubud en el centro de la isla. Bali respira al ritmo de Ubud, su corazón, su centro espiritual y cultural, sus terrazas de arroz a pocos metros de la calle principal, su bosque de los monos, los diferentes templos rodeados de estanques y nenúfares… ¿Necesitas más razones?

2-DANZAS BALINESAS

Ubud te recibe con un tráfico endiablado, como el resto de Bali, en la única calle principal que lo atraviesa. Y si el tráfico llena el asfalto, las angostas aceras están repletas de turistas. O sea que andar se convierte en un ejercicio de evitar obstáculos de un templo a otro. Fuera de ese pequeño inconveniente Ubud ofrece concentrados muchos de sus atractivos y buena parte de ellos  son artísticos.

Ubud es conocida como la Aldea de los Pintores ya que en 1930 se establecieron intelectuales y artistas internacionales. Así nació la fama internacional de Ubud en 1980 cuando se llenó de galerías, tiendas de artesanía, restaurantes… Todo sin perder su alma: sus ritos y ceremonias tradicionales. Un estímulo para que Ubud sea tu base para conocer Bali.

3-OFRENDAS EN UBUDComenzando por el oeste, están el museo Antonio Blanco y un puente peatonal de listones de madera que tiene ese encanto del sudeste asiático que muchos van buscando (para qué negarlo). Cruzarlo y ver una ceremonia de cremación a las orillas del río es señal de que, a pesar del turismo, hay tradiciones que siguen vigentes. Muchas. Casi todas.

El museo Puri Lukisan, unos metros más allá, nació con el objetivo de que no se dispersaran todas las obras de arte balinesas. Hoy en día reúne una interesante colección de pintura y escultura en madera del siglo XX. Y si imprescindible son estas obras más lo son los jardines y estanque del museo.

Muy cerca se halla el Café Lotus, todo un referente tanto por su carta como por sus vistas. En la parte posterior de él, se encuentra la fachada del templo Pura Taman Saraswati. Uno de los lugares más fotografiados de Ubud por la belleza de su estanque lleno de nenúfares y flores de Loto. No en vano, todas las tardes a las 19:30 en este escenario tienen lugar espectáculos tradicionales. Imprescindibles. Y muy cerca de él, nacen los caminos que te llevarán a las terrazas cercanas de arrozales. Aunque las más vistosas las encontrarás a unos kilómetros: en Tegalalang.

1-TEGALALANG

Un poco más al este, en el cruce más concurrido de Ubud entre Jalan Raya Abud y Monkey Forest Road, se encuentra el Palacio Real, que data de 1890, y sigue desempeñando un papel importante en la vida cultural y religiosa de la villa. También ofrece cada tarde actuaciones de las tradicionales danzas Kecac y Legong.

Y es tomando esa carretera hacia el Bosque de los Monos (Monkey Forest Road) por donde llegarás en un paseo entre tiendas y restaurantes a un bosque en el que los monos son los reyes del lugar, entre templos rodeados por vegetación que te harán sentir en la camboyana Angkor, templos de cremación y un cementerio.

En definitiva, sin salir de Ubud, puedes encontrar arte, cultura, ritos religiosos, arrozales y un bosque de monos que harán que exprimas bien este pueblo antes de ponerte a recorrer la isla. Que hay mucho que ver (y muy cerca), tal y como te contamos en esta excursión de un día por el norte de Ubud.

4-EL BOSQUE DE LOS MONOS

Deja un comentario