TRUJILLO, ¡QUÉ DESCUBRIMIENTO!

PORTADA | Trujillo tiene currículum y así es fácil sacar sobresaliente en todo. Hasta en Turismo. Ella solita ha recorrido diferentes etapas de la Historia, desde poblado romano a ciudad medieval. Y a pesar de contar con menos de 10.000 habitantes, esta ciudad de Cáceres fue cuna de exploradores y de varios “descubridores” de América en el siglo XVI, como Francisco Pizarro, del Perú y el Imperio Inca, y Francisco de Orellana, del río Amazonas.

PIZARRO POR TODAS PARTES | LA PLAZA MAYOR. Una estatua ecuestre de Francisco Pizarro preside la fabulosa Plaza Mayor de Trujillo, rodeada de soportales y palacios de diferentes estilos arquitectónicos.

PIZARRO POR TODAS PARTES | LA PLAZA MAYOR. Una estatua ecuestre de Francisco Pizarro preside la fabulosa Plaza Mayor de Trujillo, rodeada de soportales y palacios de diferentes estilos arquitectónicos.

Fruto de aquellas migraciones volvieron un gran número de indianos con importantes cantidades de dinero con el que se construyeron casas, iglesias, palacios… Impresionantes edificios que hoy en día siguen en pie vistiendo de largo Trujillo.

Para darse cuenta no hay más que pasear desde la Plaza Mayor, donde descansa la estatua ecuestre de Pizarro, hasta lo alto de la ciudad.  Es así como descubrimos la iglesia de Santa María la Mayor, el Palacio de la Conquista, el de los Carvajal Vargas o el Palacio de Orellana-Pizarro, ejemplo de arquitectura renacentista civil con influencias italianas.

Siguiendo el crotoreo de las cigüeñas atravesamos las murallas árabes y 4 de sus 9 puertas originales. Recorremos rincones con encanto hasta llegar al castillo en lo alto de la colina que domina Trujillo. Hemos descubierto una gran ciudad de Extremadura pero aún nos falta su gastronomía, como el frito de cabrito o la sopa de obispo, que también está a la altura.

PANORÁMICA DE TRUJILLO | EL CASTILLO. Es un antiguo alcázar árabe y domina desde una colina toda la ciudad extremeña de Trujillo.

LEVANTA LA CABEZA | CIGÜEÑAS. Las verás por todos los tejados, aunque el campanario de la Iglesia de San Martín o la torre del alfiler son sus lugares preferidos para anidar.

MUY VERDE | ALREDEDORES DE TRUJILLO. La provincia de Cáceres es excesivamente verde. Prueba de ello es salir de las murallas de Trujillo y ver las fincas y dehesas que rodean la ciudad.

Deja un comentario