SICILIA Y LOS 4 PUEBLOS QUE NO PUEDES PERDERTE

PORTADA | Su fisionomía con forma de porción de pizza ya nos advierte de que el hecho de sentarse a la mesa en Sicilia no se toma a la ligera. Gastronomía deliciosa, rica, contundente. Empezando por esos arancini (croquetas de arroz y azafrán con queso parmesano), sus dulces cannoli (canutos rellenos de queso ricota) y acabando por un sinfín de pastas y salsas que podrías probar sin necesidad de repetir (no importa cuanto dure tu viaje).

Una vez digerido esto, hay que entender que Sicilia no es una isla más del Mediterráneo. Es la isla. Desproporcionadamente grande. Así que hay que descubrirla al volante. Desde la capital de Palermo y su playa de Mondello, nos dirigimos a la pintoresca Cefalú, situada a los pies de un promontorio rocoso. La playa envuelve su casco antiguo y las olas sus fachadas. Bajando por el este de Sicilia nos encontramos la bella (y siempre turística) Taormina y su Isola Bella, una playa unida a una isla en mitad de una pequeña bahía. Rumbo al sur, nos refrescamos del tórrido ambiente con una ascensión al Etna (3322 metros) antes de acabar en la isla fortaleza de Ortigia (con aires de Habana vieja), en Siracusa, y la monumental y barroca Noto. Razones de sobra para dejarte seducir por Sicilia.

1. CEFALÚ | JUNTO A LA ROCA. Una extensa playa llega hasta el casco antiguo de esta villa marinera encantadora a los pies de una gran roca.

2. TAORMINA | LA BELLA ISLA. Un istmo une la isla con la playa. A ambos lados el agua cristalina y con tintes esmeraldas hace que sea de las más visitadas de Sicilia.

IMG_62663. ORTIGIA | PASEANDO POR LA HABANA EUROPEA. Serán sus desconchadas fachadas, su olor a salitre, su especial encanto, su bella catedral…Pero Ortiga recuerda a la Habana.

IMG_61514. NOTO | EL BARROCO SICILIANO. Además de bellas playas y paisajes, el barroco está muy presente en el sureste de Sicilia. Y Noto es un buen ejemplo.

Deja un comentario