ROVINJ, EL PUEBLO ESTRELLA DE ISTRIA

PORTADA | Croacia tiene mil caras. La mediterránea nada tiene que ver con su faz balcánica. Y su norte dista mucho del sur (también en kilómetros). Así que no es de extrañar que en la septentrional península de Istria su vecina Italia tenga mucha influencia tanto en la historia como en la arquitectura o gastronomía.

PENÍNSULA CON FORMA DE HUEVO | ROVINJ. El pueblo de Rovinj está situado sobre una península tapizada con forma de huev

PENÍNSULA CON FORMA DE HUEVO | ROVINJ. El pueblo de Rovinj está situado sobre una península tapizada con forma de huev

Rovinj es el pueblo estrella de Istria. Con su puerto pesquero, sus calles adoquinadas empinadas y sus gaviotas merodeando por doquier. Es conocido como la Venecia croata. Aunque las callejuelas que hay tras pasar el arco de Balbi son su verdadero atractivo: ventanas, balcones y puertas de todos los estilos, ropa tendida de lado a lado de la calle, las innumerables tiendas de artesanía y abalorios que pueblan la calle Grisia…

Y en lo más alto de Rovinj se encuentra la catedral de Santa Eufemia (1736). Esta iglesia es la edificación barroca más grande de Istria y su campanario fue erigido por arquitectos italianos a imagen y semejanza del de San Marcos de Venecia. Las vistas desde allí sobre las 13 frondosas islas que conforman el archipiélago de Rovinj son de ensueño, la mejor recompensa tras haber subido por las empinadas callejuelas. Razones más que suficientes para que Rovinj no necesite compararse con ninguna ciudad. Ni siquiera con Venecia.

ROPA TENDIDA | CASCO ANTIGUO. La ropa tendida sobrevolará tu cabeza en el casco antiguo de Rovinj. A veces de una casa a otra en el lado topo¡uesto.

COMO EN VENECIA | CATEDRAL DE SANTA EUFEMIA. Hay muchos detalles que te recordarán a Venecia, pero ninguno como el campanario de la catedral, a imagen del de San Marcos de la cuitas italiana.

LA PLAZA DEL RELOJ | JUNTO AL PUERTO. En la parte baja de la ciudad verás multitud de restaurantes junto al puerto con buenas vistas de la ciudad.

Deja un comentario