MASTICANDO EL MEDITERRÁNEO EN CASA JAIME

COMER | ¿Es posible masticar el Mediterráneo?  Sí, y saborearlo en la mesa del restaurante Casa Jaime de Peñíscola. Llevan 47 años con una sencilla fórmula que es su secreto: de la lonja a la mesa.

Casa Jaime lleva medio siglo como un estandarte de la cocina de Peñíscola.

Casa Jaime lleva medio siglo como un estandarte de la cocina de Peñíscola.

Casa Jaime resume la vida de un chaval que, apenas agotada la niñez, descubrió la cocina en los barcos pesqueros de Peñíscola. De ahí, a curtirse en fogones de tierra firme, a crear su propio bar de tapas en el casco antiguo en 1967, y desde 1982 a comandar su restaurante junto al paseo marítimo. Hoy ese niño tiene 71 años, y sigue al timón del negocio junto a sus hijos Jaime y Jordi, y su mujer Pilar. La familia Sanz.

Destaca el sabor marinero de los Caprichos del Papa Luna. Dentro del caparazón de un erizo montan una mezcla de daditos de alcachofa de Benicarló, de langostino, de cebolla, y los rematan con el sabor yodado de las huevas de erizo. Puro mar.

Y es difícil no rendirse ante el arroz Calabuch, bautizado así con el permiso del cineasta Luis García Berlanga. Este arroz que cumple 25 años tiene como protagonistas a las “espardenyes” y ortigas de mar. Dos productos antiguamente considerados “de pobres” y que ahora son delicias del mar. Si el Mediterráneo tiene sabor, debe ser éste.

RESTAURANTE CASA JAIME | Av. Papa Luna, 5. Peñíscola. Castellón. Tel. 964 48 00 30

Deja un comentario