CUANDO LADRÓN ES SINÓNIMO DE DISEÑO

DORMIR | Que un hotel se llame “The Thief” (“el ladrón”, en inglés) sin duda llama la atención. A nadie le apetece salir de un hotel sin maletas  ni pertenencias porque le han desaparecido de la habitación. Pero el nombre de este hotel de Oslo tiene mucho que ver con su historia, con la del barrio de Tjuvholmen. Aquí El Ladrón no roba, solo regala los sentidos. Aquí “ladrón” es sinónimo de diseño.

El hotel The Thief se encuentra en uno de los barrios más modernos de Oslo (Noruega) junto al Museo de Arte Moderno

El hotel The Thief se encuentra en uno de los barrios más modernos de Oslo (Noruega) junto al Museo de Arte Moderno

The Thief se encuentra en Tjuvholmen, un moderno barrio de la capital Noruega cerca del puerto. Se levanta sobre los cimientos de lo que antes era un área deprimida llena de ladrones y gente de mal vivir. De aquello no queda nada. Ahora, la arquitectura más vanguardista ha florecido alrededor del museo de arte moderno Astrup Fearnley. Y pegado él, se encuentra  el hotel The Thief.

Y de tan cerca que está parece que las obras de arte hayan viajado de un edificio a otro. El hotel tieneobras de arte moderno allá donde mires, desde el hall adornado con un mural de grandes dimensiones con sabor a nicotina a las videocreaciones que se proyectan en el ascensor.

Los tonos oscuros sobrios combinan con dorados en su restaurante Fru K. Allí donde puedes tomar una sofisticada copa elaborada con hielo puro y mucho mimo de su joven pero afamado barman, o bien cenar. La cocina abierta al comedor no deja duda. Allí se trabaja en equipo. Una coreografía de sartenes y cazos se cruzan entre los atentos camareros.

Las habitaciones tampoco defraudan. Detalles como que cada habitación esté equipada con unatablet conectada a la televisión al servicio del huésped, como que dispongan de una cafetera Nespresso para tu disfrute, que el agua que te sirvan sea de la prestigiosa VOSS, que el minibar esté repleto de productos de máxima calidad como champán Möet&Chandon o Veuve Clicquot. Todo sin hablar de la estrella de toda habitación: la cama. Que te abrace con sus nueve almohadones con solo tumbarte es un buen motivo para repetir estancia.

The Thief es elegante pero también atrevido, como demuestra su habitación Apparatjik World en la que siempre dormirás acompañado ya que puedes proyectar figuras humanas sobre tu cama. ¿Una excentricidad o un detalle más de arte y diseño?

The Thief es un hotel de diseño en cada detalle, en un entorno inmejorable a solo 10 minutos paseando del centro de la ciudad y con unas vistas estupendas sobre el museo de arte moderno y el fiordo de Oslo.

 THE THIEF HOTEL | Landgangen, 1 Oslo (Noruega). Desde 350€. www.thethief.com

 

Deja un comentario