LA LIBRERIA DE HARRY POTTER (Y EN LA QUE NUNCA ESTUVO)

NO TE PIERDAS | No me lo podía creer. Más de 200 personas haciendo cola. Y no era un concierto, un partido de fútbol, ni tan solo el lanzamiento de un nuevo gadget de la marca de la manzana. Era una librería. Mejor dicho, era “la librería”. Lello e Irmão, de Oporto (Portugal). Una de las más bonitas del mundo según las numerosas listas que pueblan este océano de internet y la que supuestamente inspiró a J.K. Rowling en la escritura de una de las novelas de la saga de Harry Potter.

Harry Potter nunca estuvo en la Librería Lello de Oporto (Portugal).

Harry Potter nunca estuvo en la Librería Lello de Oporto (Portugal).

Y si que estuvieran haciendo cola me llamó la atención, más lo hizo el que tuviera que pagar 3€ solo por entrar. Una medida que pusieron en marcha los propietarios el pasado verano hartos de que los curiosos y turistas se dedicaran a pasearse entre las deslumbrantes librerías, caracolear por la escalera al tiempo que hacían algún robado (fotográfico, ya que no estaban permitidas las fotos) e irse. Sin pasar por caja. Así que ahora los miles de clientes (ahora sí) hacen lo mismo previo pago de 3€ que se descuentan en el caso de que compres algún libro. Y además tienen permitido hacer fotos.

Dicen. Se cuenta. Se rumorea. Son los verbos más conjugados al hablar de la relación de esta librería Lello y la novela e incluso rodaje de la saga de Harry Potter. Y es que nunca se rodó una sola escena para las películas en esta librería, y tampoco hay pruebas de que estas retorcidas escaleras inspiraran a J.K. Rowling al describir las escaleras de Hogwarts en los libros de Harry Potter.

Y si Harry Potter nada tiene que ver con la librería de Harry Potter, hay que pagar 3 euros y encima hacer colas. ¿Vale la pena? Definitivamente sí. Contemplar esa fachada neogótica en la que el arte y la ciencia se dan la mano, recorrer el suelo de madera entre columnas de libros, escuchar el crujir de esa maravillosa escalera que se retuerce cual concha de caracol hasta acceder a la planta superior y quedar extasiado ante la belleza de las vidrieras del techo son suficientes razones para visitar la librería de Harry Potter (y en la que nunca estuvo).

La librería Lello lleva abierta desde 1906, probablemente se hagan de oro con el cobro de esta entrada (se calcula que cada día llegan entre 2.000 y 4.000 clientes) mientras esté de moda, pero seguirá siendo un referente por su belleza por muchos años. Por cierto, ¿qué hubieras hecho tú si se te llena la librería de curiosos que no te compran ni un solo libro? Pues eso.

LIBRERÍA LELLO | Rua das Carmelitas, 144. Oporto (Portugal). Cerca de la Torre dos Clerigos.

Deja un comentario