KÉRKIRA, LA CAPITAL DE CORFÚ CON AIRE VENECIANO

PORTADA | Corfú es la menos griega de todas las islas helenas. Y su capital, Kérkira, no iba a ser menos. Su cercanía a Italia hace que pasees rodeado de influencias venecianas, como la vieja fortaleza que preside su perfil arquitectónico y que está unida a la ciudad por un puente. Pero es adentrarte en su casco antiguo, ver sus puestos de fruta, las terrazas de sus tabernas bajo los tapices de buganvillas y degustar su pulpo la brasa, cuando intuyes que estás Grecia.

EL FUERTE VIEJO | LA FORTEZZA. El fuerte veneciano domina el perfil de Kérkira.

Aunque es conocida por sus verdes paisajes y playas de ensueño, la isla esmeralda esconde una capital digna de un viaje. Encajonada entre dos fortalezas, el casco antiguo pasa de espacios abiertos como la “Espianada” frente a su Fortezza, y grandes paseos marmóreos como el de Kapodistriou con soportales, ventanas y farolas propios de Venecia, a callejuelas que serpentean entre comercios, con iglesias ortodoxas como la de San Espiridión o Agios Spyridonas donde descansan los restos momificados del santo (y patrón de la isla).

Kérkira invita a perderse callejeando para encontrarse a la mesa de una taberna, viendo la vida pasar, mientras das buena cuenta del pulpo, las empanadillas de calabaza a las que llaman “tsigareli”, o la pastitsada (pasta con salsa de tomate y ternera). No hay duda, estamos en Grecia.

CALLE COMERCIAL | IGLESIA  DE SAN ESPERIDIÓN. La torre de la iglesia de Agios Spyridonas te orientará en el casco antiguo de la capital de la isla entre comercios de todo tipo.

EL PULMÓN VERDE | KAPODISTRIOU. Este paseo porticado con restaurantes y terrazas es extiende junto a la “Espianada”, único espacio abierto del casco antiguo de Kérkira.

A LA MESA | CASCO ANTIGUO. En casi cualquier rincón de la ciudad encontrarás tabernas en las que degustar la gastronomía corfiota.

Deja un comentario