DRESDE, EL MERCADO NAVIDEÑO MÁS ANTIGUO DE EUROPA

PORTADA | Con el Puente de Diciembre llegan las escapadas que huelen a Navidad. Aunque parece que los mercados navideños vayan creciendo año tras año, lo cierto es que somos nosotros los que estamos descubriendo cada vez más rincones de Europa con mercados con encanto que tienen siglos de historia. Pero, pocas ciudades te ofrecen tantos como la alemana de Dresde (conocida por los autóctonos como Dresden).

Dresde puede presumir de tener el mercado más antiguo de Alemania, y dicen que de Europa. El Dresdner Striezelmarkt es el mercado navideño más antiguo del país y viene celebrándose desde 1434. Su nombre proviene del pastel navideño típico de Dresde, el «Striezel».

Se inaugura solemnemente empujando la pirámide navideña más grande del mundo, de 14 m de altura, y cortando el pastel navideño. Aquí encontrarás innumerables especialidades navideñas: la casita Pflaumentoffelhaus, donde los niños elaboran sus regalos, la casita de pan de especias, la casa de los cuentos, la panadería navideña, el cine de los duendes, el teatro de títeres junto al calendario de Adviento, y no hay que olvidar a la princesa del pan de especias. Y todo envuelto en una atmósfera de almendras garrapiñadas, vino caliente y salchichas que resucitan a un muerto y que hacen más llevaderas las bajas temperaturas.

Hasta el 24 de diciembre el mercado permanece abierto, pero es el sábado 8 de diciembre de 2018 (se celebra cada año el sábado anterior al segundo domingo de Adviento) cuando se produce uno de los días grandes cuando se traslada hasta allí el Dresdnerstollen, un pastel de 3 toneladas que realizan entre 125 hornos y pastelerías de la ciudad, en un carruaje arrastrado por caballos y seguido de bandas de música. Es la Dresdner Stollenfest.

Pero este no es el único mercadillo de Navidad que ofrece Dresde. Hasta diez más hacen de Dresde la ciudad de la Navidad.

 

Deja un comentario