CÓMO PREPARAR UN GRAN VIAJE

EL VIAJERO | Cómo resolver una situación de soborno en un país remoto, cómo evitar que te linchen en un poblado de Madagascar, cómo conseguir un visado más barato, cómo… Todas estas preguntas te las responden Pablo Strubell e Itziar Marcotegui. Dos viajeros que acaban de publicar un manual sobre “Cómo preparar un gran viaje”.

BF-Ouaga-HotelPV-PabloItziar

 -¿A quién va dirigido este libro?

A todos aquellos viajeros que han hecho viajes de 2 o 3 semanas, viajes de vacaciones, pero que ahora les saben a poco y quieren emprender uno más largo, lo que nosotros llamamos un gran viaje.

-¿Qué consideramos un gran viaje?

Es uno que supone un reto especial, un desafío personal. Es uno que va más allá de un viaje corto de vacaciones, con fecha de retorno próxima. Para un gran viaje hay que tener muchas más cosas en cuenta como documentación, dinero, visados, ritmo de viaje, alquiler de la casa, etc. Hay que prepararse mejor y estar listo para muchas más situaciones de las que, antes de partir, sólo se ha oído hablar a otros viajeros y que salen descritas en el libro como, por ejemplo, cómo se cruza una frontera terrestre, cómo regatear o cómo poner bien una mosquitera.

 -Con toda la información y consejos que existen gratuitos en la red, ¿por qué deberíamos leer “Cómo  preparar un gran viaje”?

Hay mucha gente que ha emprendido grandes viajes que quiere ayudar a otros a prepararlos. En sus blogs suelen escribir consejos, pero muchas veces son insuficientes, escasos o, simplemente, no contemplan todos los detalles que la planificación de un viaje así necesita. Así que en efecto, algunos aspectos de este libro se pueden encontrar en páginas web o internet pero tener en un mismo lugar, como es este libro, toda la información que se requiere para iniciar y desarrollar un gran viaje permite ahorrar mucho tiempo buscando, leyendo y comparando información de fuentes muy diversas. Y también hay muchas páginas web están escritas por personas que no han llevado a cabo un gran viaje, por lo que teorizan sobre ideas que en este libro han sido experimentadas y sufridas en sus carnes por los autores y sus colaboradores…

 -¿Cómo surgió la idea de escribirlo?

Después de cruzar África durante 12 meses, en un proyecto que se llamó www.africadecaboarabo.es. Al regreso, en las charlas y conferencias que dimos, nos sorprendió que la mayoría de las preguntas que nos hacía la gente eran siempre las mismas: ¿por qué elegisteis esa ruta? ¿Cómo gestionabais el dinero? ¿Reservasteis todas las noches de hotel? ¿Teníais los visados antes de salir? Y así muchas más, que nos hicieron darnos cuenta de que todos los viajeros tenemos las mismas dudas antes de la partida. Como vimos que no había ningún libro realmente completo que ayudara al viajero a preparar un gran viaje, nos pusimos manos a la obra.

 -Pero no habláis sólo de la preparación del viaje…

También damos pistas sobre cómo manejarse una vez en ruta, para que se pueda iniciar el viaje con más tranquilidad y seguridad. E, incluso, da ideas para afrontar el regreso, que no es nada fácil. En suma, ayudará a disfrutar más del viaje antes, durante y después.

-¿Existen más publicaciones de este tipo?

Los británicos, que tienen más tradición viajera, sí han publicado libros parecidos. También los franceses. Pero en castellano no había, hasta ahora, un libro tan completo como éste. Es un libro pionero, se podría decir.

 -¿Qué tipo de consejos nos encontraremos en vuestro libro?

Hay decenas de ellos. Por ejemplo, en los preparativos, respecto al equipaje no somos partidarios de llevar vaqueros, ya que tardan mucho en secar, dan calor en verano y frío en invierno; para las mujeres hablamos del sustituto ideal de las compresas o tampones: las copas menstruales; o cosas como llevar jeringuillas en el botiquín, si se va a países subdesarrollados o una foto de tu familia, pues permitirá mostrarla a la gente cuando nos inviten a sus casas: ellos también tienen curiosidad por el foráneo. También damos consejos para cuando se esté en ruta, por ejemplo, como que intentes no llegar de noche a las ciudades, por seguridad, pero también para orientarte mejor y que moverte sea más fácil; explicamos qué hacer en caso de intento de soborno, damos ideas para obtener visados cuando parezca imposible, para encontrar un trabajo o patrocinador para tu viaje, para escribir un buen blog o gestionar las copias de seguridad de las miles de fotos que seguramente sacarás.

 -Supongo que corriendo los tiempos que corren, económicamente hablando, habréis tenido en cuenta alguna manera de abaratar el presupuesto de un viaje. ¿Cómo podemos ahorrarnos unos euros?

Intentamos aportar muchas ideas y cada viajero va encontrando su manera de gastar menos cada día. En el libro hemos puesto los más generales y básicos. Desde viajar de noche para ahorrarse el hotel, usar couchsurfing, comer en mercados y puestos callejeros, aprovechar los abonos y ofertas de última hora… pero otros más curiosos y “avanzados” como usar pastillas potabilizadoras en lugar de comprar agua mineral, pedir que te quiten el desayuno en la tarifa del hotel y hacerlo en una cafetería, pedir descuentos en los lugares donde vayas a estar más de dos o tres noches, no usar los servicios del hotel como el teléfono, o la lavandería… siempre pedir los visados con tiempo, ya que uno tramitado con urgencia puede duplicar o triplicar su coste.

 -Como viajeros que sois, ¿os habéis visto en alguna que otra situación incómoda que podríais haber evitado si hubierais leído vuestro libro?

Si hubiésemos tenido este libro antes de viajar habríamos lidiado mejor con varios intentos de soborno que hemos tenido; o hubiéramos tenido más en cuenta que hay que informarse bien de las costumbres locales y ser precavidos y, así, seguramente habríamos evitado una situación en la que casi nos linchan en un pueblo remoto de Madagascar. Pero como de todo se aprende, esta experiencia nos ha servido para avisar a los lectores de algunas situaciones que hay que tener en cuenta, para que no les pase a ellos.

-Y he visto que también hacéis mención a la vuelta. ¿Qué riesgos o peligros nos esperan a la vuelta de un gran viaje?

El regreso es complicado. El viajero ha estado viviendo experiencias únicas, especiales, durante muchos meses de viaje y se encuentra que en casa pocas cosas han cambiado. La gente, además, te trata como el que eras antes de irte, sin darse cuenta de que algo ha cambiado dentro de ti. Sentirse descolocado es lo más habitual, durante semanas o meses… Nuestro consejo: date un tiempo, ten paciencia. Y pide paciencia a los que te rodean: tienes que “cerrar” tu viaje, ya sea ordenando las fotos, releyendo diarios, dando charlas… compartirlo ayuda a digerirlo e interiorizarlo. También es importante aprovechar para no perder el contacto con la gente que has conocido. Y sobre todo, no perder la curiosidad por el mundo que te rodea, por tu propia ciudad. Te sorprenderá darte cuenta de que la ves con otros ojos y descubres muchas cosas nuevas, como si fuera un nuevo lugar.

-Para acabar, ¿qué no puede faltar en nuestra maleta para un gran viaje?

Es una cuestión muy personal y viene determinado muchas veces por el clima o los destinos a visitar. Para nosotros, por ejemplo, son fundamentales, sea cual sea el viaje, la linterna frontal, la navaja suiza, los tapones para los oídos, un botiquín de emergencia, una cuerda para tender la ropa, una libreta para hacer pequeñas anotaciones…  pero sobre todo hay que empaquetar ilusión, interés, humildad, energía, respeto y mucha curiosidad por conocer el mundo que nos rodea.

Deja un comentario