BATU CAVES, LAS CUEVAS DE LOS 272 ESCALONES

NO TE PIERDAS | A pocos kilómetros de Kuala Lumpur, y sobre 30 minutos en tren (dependiendo de tu estación de origen) se encuentran las cuevas de Batu. Y digo cuevas ya que hay varias y no solo la famosa de todas las fotografías con la escalinata empinada. Si decides ir en tren caerás en las muchas y extrañas prohibiciones como comer chicle o besarse en público, así como que haya varios vagones destinados únicamente a mujeres.

2. CUEVAS DE BATULas cuevas de Batu son un santuario hinduista ya que en ellas hay varios templos que veneran al dios de la guerra y la victoria Murugan. Los devotos hindúes empezaron a rezar en estas cuevas-templo en 1891 cuando el único dios representado era Murugan. Ahora también es posible ver representados al dios elefante Ganesha y al dios mono Hanuman. Y no es casualidad, esto último, ya que los monos campan a sus anchas por todo el complejo y es fácil verlos como les roban a los turistas las bebidas que llevan en sus mochilas. Un descuido, y allá que se llevan tu mirinda, la abren con una destreza bestial y se la beben descaradamente ante ti.

IMG_1758El ascenso de los 272 escalones se hace pesado, ya no tanto por la subida en sí sino por el sofocante calor. Estamos en julio, y en Kuala Lumpur, donde la humedad es siempre extrema. Pero su ascenso tiene premio, una gran cúpula de 80 por 100 metros repleta de estalactitas, que da paso a otra escalinata, mucho menor, que accede al templo donde los devotos hacen sus ofrendas. Diminuto en comparación con las escaleras, la estatua dorada de Murugan que la acompaña de 43 metros y la veneración que se le tiene a estas cuevas de Batu. Sobre todo a finales de enero cuando se celebra el festival hindú Thaipusam.

CUEVAS DE BATU | CÓMO LLEGAR: Tomando la línea de tren KTM cuya última estación es Batu Caves. Por menos de 1€ puedes llegar en tren, sin pagarle al taxista los más de 100€ que te piden por la excursión.

IMG_1770

Deja un comentario