5 COSAS QUE HACER Y SABER DE LOS RENOS

PORTADA | Rovaniemi es la ciudad más conocida de Laponia finlandesa. Allí donde reside Santa Claus y su famoso reno Rudolf. Pero más allá de leyendas, la elección de este animal no fue una casualidad. El reno es el rey de Laponia y apunta estas 5 cosas que debes hacer o saber de los renos.

Los renos del Santa Claus Village.

Los renos del Santa Claus Village.

1.- MONTA EN UN TRINEO TIRADO POR UN RENO. Es emocionante subirse por primera vez en un trineo tirado por renos. Taparse con la piel que te dejan, y allá que vamos. Es la típica turistada que todo el mundo hace (y recomiendo con www.santaclausreindeer.fi) cuando visita el Santa Claus Village, en el Círculo Polar Ártico a su paso por Finlandia. Pero aparta de lo anecdótico y la asociación que solemos hacer con este animal y nuestro Papa Noel, aquí lo adoran.

2.- LOS CUERNOS SE LE CAEN. Así es, no pienses cuando veas un asta de reno adornando una casa que sus residentes son cazadores (ojo, que también pueden serlo). Los renos renuevan cada año cornamenta y suele crecer a un ritmo de 2 cm diarios. Así que esas bellas cornamentas que lucen son temporales, como un peinado nuestro.

3.- ROVANIEMI, LA CIUDAD CON FORMA DE ASTA DE RENO. Cuando tras la Segunda Guerra Mundial los alemanes arrasaron la ciudad de Rovaniemi, se le encargó al arquitecto más conocido de Finlandia Alvar Aalto su reconstrucción. Solo una condición: que el plano de la ciudad tuviera forma de asta de reno. Para conocer mejor la historia de esta parte de Finlandia hay que visitar el museo Arktikum (www.arktikum.fi).

Irene trabaja como nadie la artesanía con astas de reno.

Irene trabaja como nadie la artesanía con astas de reno.

4.- LOS ARTISTAS DE LOS CUERNOS. Si hay alguien que venera a estos animales es la familia de artistas formada por Irene y Ari Kangasniemi (www.hornwork.fi). Mientras el marido se pasa recolectando astas de reno más al norte, Irene las trabaja con cuidado y respeto para hacer todo tipo de artesanías con sus manos, y con su corazón ya que transmite una sensibilidad extrema. Desde unos pendientes a una lámpara que después adornará restaurantes en Rovaniemi.

5.- SU SABROSA CARNE. ¿Aún no has probado el reno? Algo que, en principio, no tienes pensado y menos si has visto a estos animales en acción, se convierte en casi obligatorio. Todos los restaurantes lo ofrecen en todas sus formas. A la brasa, en carpaccio… Y por cierto es una carne sabrosísima. Un buen lugar para iniciarse es en el restaurante Nili (www.nili.fi).

Deja un comentario