PAPA NOEL ENTRE GRITOS Y DISEÑO

48 HORAS | Oímos el grito de Munch y ponemos rumbo a Oslo. La capital noruega es una ciudad ideal para recorrerla en un par de días. ¿Razones? Su tamaño, su arte, sus contrastes, su ubicación en un fiordo y, ya puestos, por poder conocer en persona a ese señor de rojo que todos los 24 de diciembre nos trae regalos.


VIERNES.

17:30 – CERVEZAS Y TATUAJES EN EL BARRIO DE MODA

La mejor manera de sumergirse en la realidad noruega es comenzar con una cerveza. Aunque sea a 10€. Y lo hacemos en el barrio de moda de Grünerlokka. La viva terraza de la Trattoria Popolare (Trondheimsveien 2) invita a ello. Este antiguo barrio industrial es ahora una de las zonas más trendies de Oslo. Y si quieres pasar por un noruego más no olvides tatuarte. A pocos metros de allí ha abierto un estudio la mejor tatuadora sueca, Heidi Hay (Sondregate 12).

 18:30 – LA CARA BUCÓLICA DE OSLO

La cara vanguardista de la arquitectura noruega tiene su contrapunto en la misma ciudad: calles con coloridas casas de madera del siglo XVIII. Son las de Damstredet y Telthusbakken. Adoquinadas, entre empinadas cuestas y silencio. Mucho silencio. Aunque nada comparado con el que se respira en el cementerio que está junto a ellas, el Aereslunden o camposanto de personas célebres, donde descansan los restos de artistas como Munch o Ibsen.

 20:00 – MARISCO JUNTO AL MAR

Oslo es una ciudad que mira al mar. Sus principales edificios están relativamente cerca y aquí nace (o muere) el fiordo de Oslo. Así que podéis imaginaros las vistas. Uno de los mejores lugares para disfrutar de ellas, de sol y de buen marisco es el Solsiden (Sondre Akershuskai 34). Un antiguo almacén portuario reconvertido en un restaurante donde probar los mejores productos de Noruega, como su cangrejo real.

SÁBADO.
10:00 – UN GRITO DE 150 AÑOS

¿Quién no conoce el cuadro del grito del pintor Edvard Munch? Pues para celebrar el 150 aniversario del nacimiento del artista, Oslo se ha vestido de gala con diferentes exposiciones y actos culturales. Pero nada como contemplar el ejemplar más famoso del grito (hay 4 más) en la Galería Nacional (Universitetsgata 13) y conocer su historia. Fue robado en dos ocasiones, 1994 y 2004, con suma facilidad, así que las medidas de seguridad ahora son extremas.

11:30 – EL PREMIO MÁS PACÍFICO

En el Ayuntamiento de Oslo (Fridtjof Nansens plass) se celebra cada año la entrega del Premio Nobel de la Paz. Y hacia allí que nos vamos. El edificio, por fuera, no es precisamente bonito, pero esconde una sala impresionante repleta de murales con la historia de Noruega. Desde la invasión alemana de la Segunda Guerra Mundial a los pilares históricos de su economía como la pesca y la industria. El petróleo que les ha enriquecido lo descubrieron en 1969.

 13:00 – EL GRAND CAFÉ

Tanto el pintor Munch como el dramaturgo Ibsen formaron parte de un movimiento bohemio que se reunía en la calle principal de Oslo. Seguimos sus pasos por la Kart Johans Gate, la calle más bonita y paseable de Oslo. Si quieres respirar ese aire bohemio entra en el Grand Café (Kart Johans 31), tómate un café mientras te dedicas a la contemplación o come. Acaban de sacar un Menú Munch con 3 platos a elegir. Te recomendamos el Chateaubriand. Eso sí, estamos en Noruega y el menú cuesta 60€.

15:00 – LA PENÍNSULA DE LOS MUSEOS

Cogemos un barco desde Aker Brygge hacia la península de Bygdoy (salen cada 20 minutos). Allí se encuentran concentrados los museos más originales de la ciudad. Si quieres uno con iglesias de madera y casas con las que recorrer toda la geografía noruega visita el Norsk Folkemuseum, si prefieres ver como navegaban los vikingos: el Museo del Barco Vikingo y si quieres subir al barco con el que Amundsen llegó al Polo Sur no te pierdas el museo del Fram.

18:00 – UNA ÓPERA DE VANGUARDIA

¡Cambiamos de banda sonora! Dejamos la música clásica para conocer la cara moderna de Oslo. El edificio más emblemático es su Ópera (Kirsten Flagstads plass 1). Es una experiencia caminar por su empinado techo, perderte en su geométrico diseño, sumergirte en su corazón de madera y admirar las fantástica panorámica del puerto de Oslo con su trasiego de barcas y cruceros.

19:00 – DE COPAS EN UN FRIGORÍFICO

Aunque parezca una turistada, y lo es, siempre puedes tomar una copa diferente en el bar de hielo (Kristian IV’s 12). No hay muchos lugares en el mundo en los que puedas sentirte como en un congelador, a 5 grados bajo cero, cargado con un poncho espacial y bebiendo en un vaso de hielo. Una experiencia diferente para la que hay que reservar (www.icebaroslo.no).

 20:00 – EL LADRÓN QUE SOLO REGALA

De barrio deprimido y plagado de prostitutas y ladrones al más moderno de la ciudad. Con arquitectura rompedora. Junto al museo de arte moderno Astrup Fearnley está el hotel boutique de diseño The Thief (Landgangen 1). Su traducción en español, el ladrón, hace referencia al antiguo barrio. Ya que aquí el ladrón no roba, solo regala los sentidos. Por las vistas que ofrece tanto del fiordo como de las obras de arte en su interior, por el aroma y gusto de su elaborada cocina, por como suena el hielo puro picado para los cócteles de su bar y, cómo no, por el tacto del abrazo de su comodísima cama.

 DOMINGO.
 10:00 – EN BUSCA DE PAPA NOEL

Bien descansados, acabamos el viaje en busca de Papa Noel. Aunque estemos en julio. Drobak es un pueblo encantador situado en el fiordo de Oslo, a hora y media de la capital. Un barco sale cada día de Aker Brygge a las 10. Allí se vive la Navidad todo el año, y aunque ahora su Julenissen (así es como le llaman aquí) no está vestido de faena, te atenderá en persona en la Oficina de Turismo. Allí verás miles de cartas enviadas por niños de todo el mundo. Un final mágico para una capital encantadora.

¿CUÁNTO CUESTA? VUELO: Vueling Barcelona-Oslo (11:55) / Ryanair Oslo Rygge-Valencia (15:35) · DORMIR: Anker Hotel (Storgata 55, www.anker-hotel.no) 90€ · The Thief (Landgangen 1, www.thethief.no) 350€ · COMER: Grand Café (Kart Johans 31, www.grand.no) · Fru K y Tjuvholmen Bar (en el hotel The Thief) · NO TE OLVIDES: Comprarte el Oslo Pass (50€) para todas las atracciones y moverte con transporte público y barcos, y visitar www.visitnorway.com y www.visitoslo.com para organizarte.

Deja un comentario