4 COSAS QUE NO PUEDES PERDERTE EN ESTOCOLMO

PORTADA | Estocolmo tiene mucho donde elegir, pero hay 4 lugares imprescindibles que no debes perderte por nada del mundo. Son secretos a gritos de lo que te espera en la capital de Suecia. 

IMG_9254

1. El ayuntamiento o Stadshuset. Este edificio es uno de los símbolos de la ciudad de Estocolmo y cada año tiene lugar en su sala Azul la entrega de los Premios Nobel. Es imprescindible una visita guiada por su sala de plenos, así como por su salón Dorado y sus jardines exteriores. Desde ellos obtendrás una buena panorámica de la Ciudad Vieja.

IMG_9420

2. El mercado de Ostermalms Saluhall. Es el mercado más elegante de Estocolmo por fuera, ya que está ubicado en un edificio de 1885 que fue diseñado como una catedral de la comida, y por dentro. Tan ordenado verás el género que parece un decorado. A parte de comprar las exquisiteces que desees de carne, marisco, fruta o quesos, en este mercado verás diferentes establecimientos donde comer, siendo la estrella la marisquería de Elisa Elmqvist. Para llegar hasta allí coge el metro hasta la parada de Ostermalmstorg.

IMG_9486

3. El cementerio del bosque. Visitar un cementerio es, generalmente, ver una radiografía de la ciudad o país que visitas. El de Skogskyrkogarden  está limpio, cuidado, con las lápidas alineadas, el césped bien cortado y rodeado de una naturaleza generosa. Es el cementerio del bosque. Pasear por él es hacerlo por medio de un bosque frondoso donde la intervención del hombre es testimonial. Para llegar allí es tan fácil como apearse en la parada del metro de la capital sueca que lleva su mismo nombre. Para mitómanos, entre estas tumbas descansa la divina Greta Garbo.

IMG_9408

4. El Palacio de Drottningholm. Este palacio, casa oficial de la familia real sueca, y sus jardines son lo más parecido a un Versalles escandinavo, salvando las distancias. Aunque el entorno es acogedor, entre jardines y el agua tranquila del lago Mälaren, la decoración y arquitectura es un poco pobre comparada con otros palacios europeos. Toma un metro hasta Brommaplan y luego un autobús te conducirá hasta el palacio.

Deja un comentario